2016-08-14

Reseña y opinión: La tierra en llamas (Orson Scott Card y Aaron Johnston) Val: 775

Fichita: 
Editorial: Ediciones B
Escritor: Orson Scott Card y Aaron Johnston
Páginas : 488
ISBN : 978-84-666-5521-7
Original : Earth Afire 
Serie: Ender (Primera guerra fórmica) Vol: II
Valoración: 775
Primera Edición Original: 2013
Traductor: Rafael Marín
Status: Leíble
Categoría: Space Opera
Precio (aprox.) : 20,00     






Opinión:
 
En esta segunda entrega de la serie Primera guerra fórmica florecen todos aquellos defectos que en la trama  de la primera entrega se escondían. Mientras que en el espacio profundo, donde sucedían los hechos de la primera entrega, se hacían viables y plausibles la secuencia de acciones porque no había nadie más que pudiera participar o colaborar en las decisiones que se toman. En esta segunda entrega tenemos un problema habitual de las novelas de acción y aventuras en un contexto de narración globalizada (donde se requiere decisiones conjuntas de un planeta como la Tierra multicultural y étnico), la historia pierde credibilidad. Los alienígenas invaden la tierra. Hasta aquí nada que no deberíamos esperar. Pero como siempre nos encontramos con una serie de protagonista que encuentran una manera de luchar contra los fórmicos mientras que los dirigentes de los países son unos inútiles, palurdos y poco más que imbéciles no descubren algo bastante evidente y encontrar el punto flaco de los también inútiles, palurdos y poco más que imbéciles alienígenas se dejan, por ahora un poquito de la mano de Dios.

Al final nos vienen a decir que son incapaces de llegar a las mismas conclusiones que los protagonistas tanto los cabezas pensantes de los países y los respectivos alienígenas. Y allí están los diferentes protagonistas participando de la lucha contra los fórmicos en diferentes frentes. A parte de estas situaciones que son totalmente alineantes con el argumento, la historia es de aventuras con un tono más juvenil y menos oscuro y trabajado que en la primera novela, muchos tópicos, buena lectura de aventuras, buena acción y ritmo pero poca calidad en general. Los personajes muchos más planos, me quedo con el insufrible Lem Jukes y sus obcecaciones con su padre Ukko. Las aventuras del Mazer a lo Rambo se hacen un poco pesadas con el pequeño Bingwen que de tan arquetípico de niño bueno cuesta de digerir.

Si que añado que me gustan los esbozos de lo que será el motivo de porque se creará más tarde la escuela de Batalla en la que se formará a Ender en el futuro. Otro aspecto interesante es también la creación de las armas que modelarán la guerra en un futuro. Una novela que en los primeros capítulos dejan claro toda su evolución.

Una pequeña decepción al final, me esperaba mucho más desarrollo y una calidad al menos parecida al primer volumen lo cual no se consigue, bajando un escalón de lo que hubiera podido dar.


Contraportada:
Cien años antes de que Ender naciera, una raza extraterrestre llegó a la Tierra armada con fuego y muerte. 
Después del ataque que sufre la nave minera Cavadora, Victor Delgado escapa y se une al Oficial del Estado Imala para alertar a los científicos de la Tierra de la peligrosidad de los hostiles insectos llamados fórmicos. Mientras los diplomáticos buscan una solución pacífica, Lem Jukes, hijo del magnate Ukko Jukes, planea un ataque que supone un desafío en toda regla a su padre. 
Con este telón de fondo y una horda invasora planeando a través de la llanura china sobre campos devastados, será el sublime y heroico Mazer Rackham, un oficial de operaciones maorí, quien luche para convertir a su tropa en una fuerza capaz de preservar la Tierra en la que será su primera guerra interestelar.   
Esta es la historia de la Primera Guerra Fórmica.
Otras reseñas de Orson Scott Card o Aaron Johnston en ECP: 

2016-07-23

Reseña y opinión : Soy Pilgrim (Terry Hayes) Val: 999

Fichita: 
Editorial: Ediciones Salamandra, S.A.
Escritor: Terry Hayes
Páginas : 857
ISBN : 978-84-9838-701-8
Original : I am Pilgrim
Valoración: 999
Primera Edición Original: 2014
Traductor: Cristina Martín Sanz
Status: Imprescindible
Categoría: Thriller
Precio (aprox.) :  21,40







Opinión:

23 de Abril 2016, Sant Jordi. Un hermoso día para comprar libros, con el descuento que ofrecen los libreros en su día grande de puesta de largo anual.  Paradas por las calles repletas de curiosos  lectores en busca de libros, es el momento ideal para arriesgar un poquito con las compras y dejarse llevar por el paseo sin rumbo y la sorpresa de la oferta disponible extensa y densa. Las calles se llenan de paradas e inundan las ciudades y pueblos catalanes, es el escenario perfecto para disparar al vuelo. Es el día de compras que me permito salir de mi zona de confort lectora y saborear géneros poco frecuentados,  fuera de la temática habitual del blog. Y me encontré con este libro del que me sedujo  ya su título, era un bestSeller Internacional en el momento de comprarlo y de una temática muy poco leída por mi parte. Me atrapo su contraportada y su lineas narrativas. Creo que no llega a la decena los libros que he leído en mi vida de este tipo. Sobre espionaje internacional, un thriller en toda regla. Y con un título tan sugerente como "Soy Pilgrim". Sin traducir la palabra Pilgrim ("Peregrino"). Simple y efectivo.

Me ha encantado en todos los sentidos. Al no ser un conocedor de este género, que parece que esta reviviendo buenos tiempos últimamente, dejé el libro en manos de dos lectores que conozco de sus gustos y esta temática es más habitual en su voracidad  y su opinión fue parecida a la mía así que lo reseño y opino tanto para los poco habituales como por los que les gusta el género detectivesco. Un gran libro en muchos sentidos. Estos dos lectores me han ayudado a plantear esta reseña de manera que no defraudaría tampoco a un lector habitual de thrillers o eso espero si se dan el tiempo para disfrutarlo es un libro de verano genial.

Vamos a destriparlo un poco pero sin spoiler alguno. El libro es trepidante se lee a un ritmo frenético pero no es atropellado, es medido, funciona como una sinfonía perfecta. Es un libro con un trabajo de ejecución y preparación espectacular. El libro tiene una estructura narrativa que se arma en 4 historias una de ellas en flashback que nos habla del protagonista y su pasado y los momentos que han marcado su vida. El resto de historias funciona en presente compartido. Una de ellas aunque presente se explica desde un futuro próximo sin ser muy explícito parece la lectura de un expediente explicando la evolución de la historia del Terrorista con cierta novelación de como fueron los hechos gracias a la información recuperada. Esta segunda historia funciona en presente junto con una tercera historia sobre un asesinato en Manhattan y la investigación consecuente. Y también en presente,  la historia del protagonista el cazador-espía y el proceso para atrapar al terrorista.

Una novela muy verosímil, en sus planteamientos de investigación no tanto en lo que presupone que puede llegar a plantearse realizar el Terrorista que es aún un poco irreal pero no imposible en un futuro muy próximo, existe como toda novela la necesidad de que todo encaje, alguna serendipia inevitable para que todo cuadre de forma excepcional. Esa coincidencia es forzada pero que más da si el resultado es una historia que desborda por su redondez y precisión matemática, escrita con una maestría, más que notable, el desarrollo de personajes es detallado, complejo, los motivos de cada personajes son claros, el terrorista tiene sus motivos, los buenos no son tan buenos como puede parecer, los malos son humanos en todos los sentidos. Cruel y pragmática. El protagonista es un personaje muy bien desarrollado, un personaje realista con un conocimiento y frialdad que le rompe por dentro no se puede ser tan frío sin romperse algo por dentro pero a la vez sin dudas sobre como actuar en cada momento. Sin vacilación ante el objetivo. Y un conjunto de personajes secundarios con variados sabores y matices a cada cual más interesante, incluido el propio Terrorista y la ejecución de su plan.

En un momento de la novela se dice que llegará un día no muy lejano donde los atentados del 11-S parecerán primitivos comparado con las opciones que se pueden llegar a plantear hoy o en un futuro próximo.   Burdo y básico, el 11-S pero a la vez efectivo fue el inicio de una nueva era de política internacional y de confrontación, de redefinición de un enemigo. De diáfano y nominativo como la URSS para un Occidente a un enemigo amorfo y poco delineado, poco delimitado y más franquiciado que definido. Todo evoluciona rápido. Terry Hayes plantea un escenario que de ser factible sería casi apocalíptico.  Guerras asimétricas y una óptica diferente para los motivos y objetivos de la guerra. Donde la información es la clave más que la fuerza bruta.

Plantea a un protagonista, no diría héroe al uso, que no se permite plantearse dilemas de moralidad o ética. Los objetivos están por encima de todo. En un momento dado alguien con cierto peso en el mundo real afirma que Pilgrim es un tío de lo más frío que puede existir. Un agente tal y como lo plantea Terry Hayes no se puede permitir tener ética o moral, solo se puede permitir lograr el objetivo. Que otros se pongan moralistas luego si acaso. No hay alternativa. Un extremo total a fin de justificar los medios que sean necesarios (El fin justifica los medios en toda su extensión para el espía).
 No me cabe duda que un agente de espionaje real actuaría exactamente igual. Lo que nos hace pensar que si vivimos en un mundo supuestamente democrático y supuestamente justo solo es porque existe unos cimientos sucios, existen una cloacas invisibles, una pobredumbre sobre lo que se sostiene todo lo demás, todo un mundo feliz y de buenos propósitos que hemos diseñado a ojos de niños y de los que se engrasa y se da lustre con una doble moralidad.  No existen espías a lo 007 que solo acaban con los malos. Si existe un inocente en el camino para lograr el objetivo se utiliza como un peón más. No hay inocentes que perdonar,  todos juegan con la misma baraja  y ambos utilizan todo lo disponible y al alcance para llegar a sus objetivos.  Tampoco pretendo juzgarlo, el blog no esta para preservar principios morales, ni me interesa dedicarme a este tipo de debates. Es la premisa que manifiesta la novela y estemos o no de acuerdo en ella, me generaba una sensación de realidad irresistible, me enganchó por su realismo. La capacidad de sentirse inmerso en la novela es de campeonato de apnea.

Redención, perdón, confirmación, acción, crudeza, realismo. Realmente lo he disfrutado como hacía tiempo que no lo hacía, en un libro de este género tan difícil para la normalidad temática que más me apetece. Me parece muy bien escrito. No abusa de clichés, ni ofende la inteligencia del lector. Todo tiene un sentido más que notable. Las procesos de investigación y descubrimiento son complejos y trabajados y realistas.

Un libro de espionaje perfecto demasiado bueno para atreverme a leer un libro de este género en años. Me encantó pero también pienso que todos se parecen tanto que hay que ser muy bueno escribiendo para que se puedan apreciar diferencias en esquemas repetidos.  A quien no le haré ascos es a Terry Hayes si saca nuevos libros. El auto afirma tener en mente nuevas hazañas del protagonista en próximas entregas (Me parece difícil que pueda realizar una novela con el mismo personaje y conseguir la mismo cuadratura) y ya se han vendido los derechos para realizar una película, me parece tan bueno que era inevitable que alguien no lo utilice como base para un guión. El problema es que el guión y la concentración de toda la novela en dos horas de metraje no dará para tantos matices que es donde se encuentra la literatura de calidad pero asequible y cercana que representa este libro. No es sesudo. Una novela para disfrutar de la literatura no por complejidad sino por un discurso narrativo perfectamente escrito.

Después de tantos florecillas habrá algunos que lo leerán y me acusarán de exagerado. Bueno como todo en esta vida una opinión literaria es ante todo química, sensaciones y estado de ánimo. Este libro me ha conquistado totalmente. Espero vuestras opiniones y contraopiniones que las habrá seguro.

Contraportada:
En una plaza pública de Arabia Saudí, un hombre es ajusticiado bajo un sol abrasador y un chico de catorce años observa impotente entre la muchedumbre: es su hijo. 
En un lúgubre hotel de Manhattan, aparece el cuerpo sin vida de una mujer joven y todos los indicios para identificarla han sido eliminados minuciosamente. 
En un vertedero de Damasco, un destacado experto sirio en biotecnología es encontrado con evidentes signos de tortura. 
En una remota región de Afganistán, el hallazgo de una sustancia bacteriológica letal en los restos de unos cooperantes internacionales desata la alarma. 
Una línea invisible conecta todos estos hechos, dibujando un plan perfecto para cometer un monstruoso crimen contra la humanidad, y la única persona capaz de impedirlo es un ex agente que huye de su pasado y ha borrado su identidad: ahora sólo responde al nombre de Pilgrim, el peregrino. 
Ésta es la historia de una carrera trepidante contra el tiempo y, sobre todo contra un enemigo sofisticado e implacable. 

Otras reseñas en ECP:

2016-06-11

Reseña y opinión: Vae Victus (Albert Sánchez Piñol) Val:888

Fichita: 
Editorial: La Campana
Escritor: Albert Sánchez Piñol
Páginas : 527
ISBN : 978-84-16457-07-6
Valoración: 888
Primera Edición Original: 2015
Status: Recomendable
Categoría: Histórica
Precio (aprox.) : 24,90








Opinión:
 
Después de la monumental Victus, Sanchez Piñol retoma las vivencias de Martí Zuviría y en esta VAE Victus nos habla de sus peripecias después de la caída de Barcelona ante los tropas Borbónicas el 12 de Septiembre de 1714 con la que finaliza Victus. El escritor estructura la novela en cuatro historias diferentes que pueden leerse casi de forma independiente y explota al personaje de Martín Zuviría que se convierte en una especie de personaje presencial que sin querer va participando en diferentes momentos de la historia,no especialmente relevantes o excepcionales de la historia global, pero si interesantes y particulares y poco conocidos.

Albert Sánchez Piñol es un escritor capaz y desarrolla el personaje de Martín Zuviría como un gran dandi, pícaro, pragmático, mujeriego, mercenario, tramposo como pocos y un sobreviviente nato y para generar la empatía necesaria reúne todas aquellas pequeñas cosas que lo hacen entrañable, carismático, de gran corazón y inolvidable. Y con el que te ríes más de una vez a carcajada limpia. Un personaje que bebe la tradición única de la literatura española de la Picaresca de esos personajes llenos de aristas y de una complejidad y tonalidad y de extremada humanidad.  Y junto a Martín aparecen grandes antagonistas, amigos imposibles, camaradas de las guerras pretéritas y el resultado es un gran fresco de aquellos años del siglo XVIII convulso y donde el colonialismo imperialista empezaba a marca lo que sería la historia moderna del mundo.

Aún así considero que la novela no esta a la altura del dramatismo y redondez de su predecesora. Dudo que persista en explotar el personaje. Más bien parece un ejercicio de estirar un poco el personaje que tenia mucho historia que explicar de su vida posterior cuando finalizó Victus. Con todo lo que nos quedamos con ganas de saber. El escritor satisface esa necesidad, lo cumple y nos entrega esta pequeño divertimento que se lee en poco más que una sentada y me parece bien. La historia era Victus. Mientras que VAE es un gran café para finalizar una comida de gran gourmet.
Albert Sanchez Piñol es un escritor muy bueno, muy muy bueno, podría haber sido un desastre pero en sus manos VAE es digna y escrita con maestría llegando a un más que notable 8 de nota general.


Contraportada:
Vae Victus narra cuatro nuevas aventuras del ingeniero Martí Zuviría. 
El libro comienza el 12 de septiembre de 1714, el día siguiente de la caída de Barcelona y poco antes de que Zuviría huya a Norteamérica, donde ayudará a los indios yamas en la guerra contra los colonos ingleses. Después de la aventura americana, volveremos a Cataluña, pero también iremos a Londres, Alemania e incluso a Nueva Zelanda. Nos reencontraremos con personajes históricos que ya conocimos en VICTUS, como el ambiguo duque de Berwick, su acérrimo enemigo Verboom o el admirado general Villarroel, al mismo tiempo que descubriremos a algunos nuevos, como el famoso guerrillero antiborbónico Pere Joan Barceló -alias Carrasclet- o el explorador inglés James Cook. 
Sánchez Piñol confirma con Vae Victus su pulso narrativo, un equilibrio prodigioso entre el rigor histórico y la imaginación más desbordante y un sentido del humor que convierte su prosa en una de las más modernas y a la vez populares de nuestro tiempo.
Otras reseñas de Albert Sánchez Piñol en ECP: